La sesión newborn de Alejandra

La sesión Newborn más bonita de todas las que hemos hecho, sin duda alguna y como no podía ser de otra forma, fue la de nuestra preciosa hija, Alejandra. Fue una mañana emocionante. Eran sus primeras fotos, y aunque nosotros ya llevamos unos años trabajando este tipo de sesiones, aquel día nos sentimos como si fuera la primera de ellas. Y realmente lo fue…

Cuando acabamos, aunque los resultados fueron entrañables, la sensación también fue como si realmente hubieramos terminado nuestra primera sesión newborn. Nuestra querida hija nos dedicó sus mejores cánticos durante toda la sesión. Estaba decidida a no ponérnoslo tan fácil como a los demás bebés. No se dormía ni un minuto, se movía, lloraba, se hacía pis y caca…

Todos los contratiempos que a veces suceden en este tipo de sesiones, ocurrieron todos juntos con nuestra hija.  Podría ser hambre, sustos, el detector de bracitos de mamá u otro millón de razones que los que sois papis ya os podéis imaginar.

La temperatura era ideal. El ambiente, con el que hacemos a todos los bebés. El ruido blanco no funcionaba, ni el piano, ni Enya, así que probamos a poner otros ambientes, llegando incluso a probar con los grandes éxitos de Iron Maiden, hasta que, por fin, encontramos una canción con la que conseguimos dormirla plácidamente durante 15 minutos. Desde entonces, nosotros la llamamos: LA CANCIÓN.

Por si os interesa: Su nombre es  «La mujer del pelotero».  Convertida hoy en día ya en todo un clásico de nuestras batallitas entre fotógrafos, aunque ya la teníamos en la lista de nuestros tiempos jóvenes, o algo así. (Trucazo revelado).

¡Ojo! ¡Que se duerme! Se le cierran los ojos, los brazos caen y las manos se quedan relajadas. 15 minutos. Alejandra no nos dejó más. Pero benditos 15 minutos, que aprovechamos a toda castaña, sacando toda nuestra experiencia y templanza al mismo tiempo para conseguir posicionarla y hacerle estas fotos que merecieron la pena, mientras de fondo y en bucle sonaba la famosa cancioncita.

¿Mereció la pena? Somos sus padres, pronto nuestra hija cumpliará 2 años y se nos cae la baba con sus fotos como cuando descargamos las fotos esa misma noche. Aquí os dejamos un gran recuerdo que no olvidaremos jamas. Ni como fotógrafos, ni como padres. La primera es la primera. Esperamos que os gusten.

 

(Visited 155 times, 1 visits today)